tapas¿Qué es una tapa? ¿De qué son las tapas? ¿Dónde voy de tapas? son algunas de las preguntas no muchos se hacen cuando llegan a Sevilla, y la respuesta a estas preguntas es muy sencilla. La tapa es en principio un aperitivo que acompaña a una bebida que en muchos lugares de España se sirve directamente sin que el cliente la pida.

En Sevilla, la tapa hay que pedirla aparte e indicar lo que se quiere. Cada bar suele anunciar sus propias especialidades en una pizarra en el exterior o carta. Puede ser desde un trocito de pan con jamón o queso hasta algo mucho más elaborado que rivalizaría con la alta cocina, pero en común es que suele ser una porción para una persona. Permite probar diferentes platos y es una de las formas más habituales de comer, 2, 3, 4 tapas, depende del apetito y tendremos una comida.

Sobre el origen de la tapa hay muchas teorías, algunas tienen en común el evitar los efectos del alcohol, ya sea en tiempos del rey Alfonso X (siglo XIII) o en el de los Reyes Católicos que aconsejas que al vaso de vino se acompañe con algo de comida a elección del tabernero. Otras versiones tienen como protagonistas a Miguel de Cervantes o al rey Alfonso XIII en las que tras servirles un vaso de vino cubierto con una loncha de jamón, pidieron otra “tapa” …

Que tapear en Sevilla, en función de los gustos personales, pero “espinacas con garbanzos”, “cazón en adobo” (es un pescado marinado y frito),  “tortilla de patatas”, “solomillo al whisky”, “croquetas”, ”berenjenas a la miel”, “pavías”… la lista es interminable, estas las podríamos considerar mas clásicas pero en muchos lugares encontraremos las que se acercan a la cocina más innovadora.

Donde tapear, normalmente cambiando de bar, no siempre en el mismo ya que cada uno es conocido por una especialidad. Buenos barrios para tapear, Santa Cruz, Triana, El Arenal, San Lorenzo, El Salvador…. mejor, en toda Sevilla encontraras lugares que te sorprenderán.

Consejo: dicen que uno de los bares más antiguos de la ciudad es ”El Rinconcillo” de 1670, si vas, no dejes de probar la pavía de bacalao o merluza.